Gracias a una entrevista a la publicación GQ para hablar del contenido para adultos de la película y de las escenas de desnudos que se podrán ver pronto en 50 sombras de Grey, hemos podido saber que Jamie Dornan tuvo que hacer maravillas con su pene para evitar mostrarlo en pantalla.

El actor aseguraba que rodar algunas de estas secuencias resultó incómodo, pero no se refería a una incomodidad moral por mostrar sus partes más íntimas, sino a una física: “Tu dignidad queda intacta ya que todo está recogido en una pequeña bolsa de color carne… si eres un tío, pones todas tus partes esenciales en esa bolsita, la atas como si fuesen unas uvas y te la pegan al cuerpo. Es una cosa muy peculiar para hacer día tras día”.

Las declaraciones nos dejan claro que, por mucho que la película tenga un contenido erótico y sadomasoquista y hasta haya sido calificada R en EE. UU., será mucho más recatada que otras que hemos visto anteriormente, ya que no mostrará desnudos íntegros masculinos.

Quizá sea diferente el trato que reciba la actriz protagonista, Dakota Johnson, quien da vida a Ana Steele una estudiante de 21 años que tiene que sustituir a una amiga para entrevistar al exitoso empresario Christian Grey.

Dornan concedió recientemente otra entrevista en la que aseguraba que el contenido de traslación de los libros de E. L. James no es misógino dado que en la vida real existen muchos más hombres que se comportan como sumisos durante las prácticas sadomasoquistas que mujeres.

La preventa de las entradas para el estreno de 50 sombras de Grey, que llegará el 13 de febrero, ha batido récords y ha desbancado a superproducciones de acción y fantasía.