Portales como YouPorn o PornTube nos ha dado una visión del porno muy sórdida. Gente felando a cara de perro mientras que el receptor hace poco más que sujetar su smartphone de forma temblorosa. Eso antes de que las recopilaciones de cumshots inundaran las homes de PornHub.

El porno es una industria cinematográfica como cualquier otra. Con sus cámaras profesional, sus planos contrapicados, su montaje en el estudio... Y sus tomas falsas. Sí. No solo se trata de una reverse anal cowgirl que salió mal. Sino de toda esa coña que se produce antes, durante y después de las corridas.

TrendZZ ha hecho una magistral labor de compilación de las mejores tomas falsas de la industria del porno. Entre embestida y embestida tienen tiempo para echarse un risas con el ciruelo a toda máquina. Porque la química de los personajes y del equipo también es importante para procurar una buena experiencia al cinéfilo o cinéfago de turno.