Todos sabemos que los preservativos son efectivos a la par que económicos, pero no muchos se deciden a usar este método anticonceptivo por diferentes motivos. Realizando una intensa búsqueda,  hemos encontrado 3 novedades bastante interesantes que la ciencia nos ofrece para una experiencia más segura y funcional. ¿Quieres saber de que se trata?

 

 

 

 

El preservativo semáforo

 

 

Tres estudiantes de entre 13 y 14 años han sido las cabezas creadoras de este magnifico invento, un preservativo que reconoce de inmediato algunas enfermedades de transmisión sexual (ETS), y nos avisa de una forma bastante llamativa. El S.T.EYE, como han llamado a este condón, funciona de una forma simple y efectiva, ya que al contacto con los antígenos de una enfermedad, este “condón semáforo” cambia de color mostrándote la cruda realidad. Cada enfermedad tiene un color asignado, por ejemplo el verde es para la clamidia, el amarillo para el herpes, el azul sería el color para la sífilis y el morado es el color que el condón adoptaría, si este detecta el virus del papiloma humano.

 

 

Los chavales se llevaron a casa el premio Teen Tech Awards de Reino Unido gracias al invento, y varias compañías están llamando a su puerta interesadas en adquirir este fascinante descubrimiento.

 

El condón anti virus del Sida, anti VPH y anti Herpes

 

 

Este avance consiste nada más y nada menos, que en implementar a los clásicos condones, un gel que elimina las enfermedades de transmisión sexual con una eficacia del 99.9%.   Los creadores de VivaGel lubricant, gel antimicrobiano desarrollado por una compañía australiana, han acordado junto con la firma de preservativos Ansell, el lanzamiento de estos nuevos condones, los cuales ya han sido ya testados y han recibido la aprobación para su inminente salida al mercado.

 

El preservativo que imita a la piel humana

 

 

Nuestros amigos australianos parece que se vuelven a llevar la palma, ya que para contrarrestar la pérdida de sensibilidad, la Universidad de Wollongong ha desarrollado lo que ellos llaman “el condón de la próxima generación”, el cuál pretende mantener e incluso aumentar, la sensibilidad en las relaciones sexuales. El látex sería sustituido por un material biodegradable y totalmente seguro llamado “tough hydrogel”, que es similar al tacto de la piel humana y totalmente transparente. A menudo este material es usado para productos como las lentillas, así que parece bastante fiable y competente.

Así que ya sabéis amigos y amigas, ya no hay motivos para no salir bien pertrechado de casa ni para no protegerse en el fragor de la batalla,  porque las excusas, “ya no cuelan”.