Publicidad
Publicidad
Comer vaginas podría curar el cáncer según un estudio de la Universidad Estatal de Nueva York

Comer vaginas podría curar el cáncer según un estudio de la Universidad Estatal de Nueva York


Según un estudio llevado a cabo por los expertos de la Universidad Estatal de Nueva York y publicado en el Cancer Treatment Research, podríamos haber dado con una de las curas a enfermedades como el cáncer. Y quizá más sencilla (y sobretodo placentera) de lo que muchos esperaban. Sí, (reiterando el titula) comer vaginas podría ser el futuro a la cura de enfermedades como el cáncer.

Los expertos pasan gran parte de su tiempo intentando buscar nuevas soluciones a los problemas que nos enfrentamos hoy día en las sociedades. Especialmente cuando se trata de curar enfermedades que, cerca o lejos, a todo nos afectan. Soluciones beneficiosas que pueden salvar muchas vidas.

Las hormonas DHEA y la hormona oxitocina se segregan en el cuerpo humano cuando llevamos a cabo el acto del cunnilingus. Estas hormonas son capaces de curar el cáncer en el ser humano, además de algunas enfermedades relacionadas con el corazón. Dichas hormonas no sólo satisfacen al individuo, si no que también son capaz de curarlo. Es una manera (mutua para hombre y mujer) de disfrutar a la par que tener beneficios para nuestra salud.

Así que no te lo pienses más, estés sano o no, baja al pilón. Tú, ella, y vuestra salud lo agradecerán. Ojo spoiler: tus vecinos no. Este acto no sólo es bueno para reforzar la seguridad en nuestra salud, si no que además ayudará a controlar tu ira y estado de humor, y reforzará tu situación sentimental.

¿Alguna excusa más?