Uno de los grandes protagonistas del fin de semana futbolero (tú te quejas de que Guetta sale a pulsar botones pero aquí el himno de la selección lo canta Sergio Ramos) ha lanzado entre bambalinas un tema que declara la muerte oficial del EDM. The Death Of EDM es el título de su último sencillo que acaba de lanzar en colaboración con el dúo de hermanos holandeses Showtek y con el vocalista Beardyman.

Un tema que nos retrotrae mucho a la electrónica de hace un década y que como siempre con el francés está rodeado de polémica gratuita. Y es que son varias las voces que le acusan de haberse inspirado sin cortarse un pelo en el tema de Gesaffelstein llamado Pursuit

Más allá de si el plagio, sampleo o ripeo es legal (recordamos que el sampleo es un práctica legal por la que se remunera al creador original) o si todo esto es fruto de los cuatro pajeros sin amigos de siempre, el hecho de que el personal esté comparando a estos dos artistas franceses es toda una declaración. Una declaración a la que se suma Showtek, una pareja que dejó de la lado el hardstyle del que eran amos y señores para imbuirse en el EDM más americanizado.

Total. Que al señor Guetta, justo en el fin de semana en el que ha sido la estrella musical de toda Eurocopa de fútbol, le ha dado por decir que el EDM está muerto y que el será el ejecutor de esta misma. No se puede ser más hipster...

Un tema en el que el sello bailable del parisino sigue bien presente, cambiando sus clásicas estructuras del hip-pop-house por un uplifiting house de subidas y bajadas más propias del Trance de hace una década y con sonidos que a ratos son suenan a The Chemical Brothers. Probablemente, el tema más ecléctico de David Guetta...