No solo de la HBO o de Netflix vive el ser humano. Hoy en cualquier país puedes salir un pepinazo de serie. Ya hemos repasado la inmensa seriegrafía británica con joyas como Utopia, In The Flesh o Sherlock.

Pero en los gélidos confines de Europa también se manufacturan trayonazos que no tienen nada que envidiar a nadie.

Bron || Broen

Tan lejos ha llegado su fama que cuenta dos remakes. Uno famoso ambientado entre la frontera de Estados Unidos y México y uno bastante más cutre ubicado en el túnel que une Francia con el Reino Unido. Un must que ya reseñamos en día.

Occupied

Si te gusta la política ficción pero con un cuño de realismo extremo, Occupied pasará a tu top 10 del tirón. Los ecologistas ganan las elecciones en Noruega y quieren acabar con la extracción de petróleo durante la legislatura. Con técnicas de sottogoberno, los rusos invaden el país tal y como se conquistan hoy en día los países, sin pegar un solo tiro.

Trapped

Cuesta creer que un país de apenas 300.000 habitantes no solo eliminen a Ingaterra en una Eurocopa, sino que le dé para fabricar una de las seriazas de la temporada y descubrir una plétora de actores con una brillante proyección internacional. Con una fotografía descomunal, un pequeño pueblo de Islandia se ve sumido en caos en medio de tramas familiares, vecinales y criminales.

Borgen

Otra joya danesa que ya reseñamos en su día. Un relato costumbrista de la plítica escandinava. Limpia, elegante, la cara opuesta a House Of Cards. En España cuesta tragársela sin ver comisiones de por medio ni hijos de franquistas poniendo el cazo, pero cada país tiene sus cosas... De hecho muchos personajes de esta serie han pivotado hacia Juego de Tronos.