Hay un refrán que dice: “ De Villaverde tenía que ser”, y en este caso lo era. Este joven de 23 años fue detenido el pasado mes de febrero por vender pastillas de MDMA (éxtasis de toda la vida) a través de la archifamosa aplicación-plataforma de compra venta Wallapop.

Cuando los agentes entraron en su domicilio particular, con una orden (claro está, que conseguirla les fue muy fácil) M.D.B fue detenido por posesión de más de 200 pastillas. Llevaba dos meses vendiendo pastillas con forma de ‘Minions’ y ‘Hello Kitties’ en Wallapop. Su detención no era algo complicado. Varios usuarios de la aplicación, como viene siendo lógico, denunciaron el anuncio por tratarse de venta de droga. Lo que hizo saltar la alarma de la Policía Nacional. Sólo tuvo que seguir el hilo, conseguir su dirección e ir a hacerle una visita.

 M.D.B tenía antecedentes por lo que pasó directamente a disposición judicial acusado de un delito contra la salud pública, posesión y tráfico de drogas, por lo que le podrían caer entre 5 y 8 años de prisión y una importante suma de dinero. Todo ello, por una idea tan brillante como vender pastillas en Wallapop. Este era el anuncio: