Los avances que se están llevando a cabo se ven reflejados en nuestro estilo de vida. Quién se hubiera imaginado hace 10 años que tendríamos un móvil en la mano 24/7. Sin mencionar todos los servicios que nos proporciona este aparato en el día a día.

En lo relativo a la automoción los cambios van dirigidos hacia sistemas orgánicos de propulsión (formatos híbridos o eléctricos) con el objetivo de disminuir paulatinamente la polución que desprenden los vehículos actuales, que consecuentemente están causando daños irreversibles en el planeta. 

Además, están focalizando gran parte de sus esfuerzos en buscar nuevas tecnologías que faciliten la conducción para que la experiencia del usuario sea más segura y mucho más cómoda. Vamos a ver algunos de los ejemplos de dichos avances que aún están por venir y otros que ya se están comercializando a pequeña escala.

Las llaves en tu dispositivo móvil: Para los más despistados que siempre se dejan las llaves, pronto podrán conectar el smartphone al coche para que puedan controlar las cerraduras desde ahí.

Nuevas funciones del piloto automático: ¿Harto de pasar de punto muerto a primera y vuelta a empezar en los atascos? Pronto podrás activar el piloto automático para ahorrarte esos momentos tediosos. Además, si lo tuyo no es adelantar también se presentará una función que calcula la distancia de seguridad y realizará la maniobra por sí solo cuando las condiciones sean propicias.

Cámara incorporada en el retrovisor: Para esos momentos en los que el paisaje es tan espectacular que quieres inmortalizarlo y con el móvil nunca se aprecia como te gustaría. La marca francesa Citroën ya ha presentado este gadget.

 Asistentes virtuales: Las primeras marcas de coches ya están incorporando esta función que conocemos desde hace relativamente poco por parte de los smartphones. Solo que además de escuchar tu voz y obedecer tus órdenes podrá captar tus gestos y utilizará inteligencia artificial para hacerte sugerencias según tus gustos o necesidades. Ni tan mal.

Frenada de emergencia automática: Si la distancia de seguridad con el coche de delante no es suficiente, el coche te advertirá de ello, y en el caso de que no obedezcas y efectivamente vayas a chocar, lo hará él automáticamente. Mercedes ha lanzado un modelo que incorpora este sistema, y pronto se irá expandiendo a todo tipo de coches.

Gps en el parabrisas: Con el objetivo de no apartar la vista de la carretera, se proyectarán las rutas delante de ti.

Aplicaciones móviles útiles: Cuando se te estropee el coche o tengas algún fallo en el motor, dicha aplicación te informará de ello y te ayudará a solucionarlo.

Además, si aparcar no es tu fuerte podrás bajarte del coche y hacerlo desde el móvil. 

Fuente: Artículo y fotos por Manuel Gómez Blanco de www.elpais.com