Llevas semanas esperando. Ya se acerca. Tu móvil lleva semanas vibrando con los sms de Whatsapp de tus colegas sobre el temita. Sabes desde hace días qué te vas a poner, los modelitos están estudiados, lo que vas a beber, el postureo de Instagram… Se acerca la fiesta del siglo, llevas semanas planeándolo, y he de decirte que cagarla es más fácil de lo que jamás hayas pensado. Un mal gesto, una mala foto, un mal outfit… y serás el pringado de la fiesta. Ese al que trolearán durante semanas. Habrá memes, post de Facebook… Y entonces los móviles vibrarán con los Whatsapp de mofa a tu costa.
No quieres eso, ¿verdad? Pues atento a esta lista de las cosas que sí se pueden hacer en una fiesta o festival, y las cosas que ni jarto vino puedes permitirte. Haznos caso, si no quieres ser el más parguela de tu barrio.

Cosas que sí:

Cena antes

¿Cuántas veces no has cenado y después has hecho el volcán en medio de la fiesta? En un día normal con tus colegas, de esos de botellón + garito cutre, es permisible, pero cuando llega el festival del siglo… ¡Ni de coña! Cena un buen plato, que como les estropees el día… Te matan.

Complemento bizarro

En festivales y fiestas del año está permitido hacer un poco el notas. Coge esas gafas de sol del Primark con forma de conos de helado y parte la pana.

Móvil a tope de batería

Carga el móvil el día antes como si no hubiera un mañana. Es más, déjalo todo el día enchufado, que tampoco pasa nada. Que como llegues sin batería y te pierdas… La hemos liao.

Cervezas para la previa

No está bien darse al alcohol duro a la primera de cambio. Si estás en un festival, llega un poquito antes de que empiece el conci y tómate unas birras… Verás qué bien sienta. Si estás en una fiesta, ¿qué mejor que empezar a cervezas? Te recomendamos Budweiser, que ahora puedes ganar entradas para Tomorrowland (ojo) en su web.

Participa en las actividades

Si hay beer pong… prueba puntería, si hay karaoke… haz que llueva, si la fiesta incluye sorteos… ¡Participa! ¿Te quedarías sin optar a un premio de la leche por vergüenza? Tonto serías… ¡Que puedes ir a Tomorrowland!

Cosas que no:

Ser puntual

En los fiestones no vale ser puntual. Puntualidad = pringadismo. La cosa cambia si se trata de un festi, ¡no puedes llegar tarde al concierto de tu artista favorito! Y menos al de tus colegas, que te rajan.

Modelito soy el más notas

Una cosa es un complemento que llame la atención, y otra presentarte como Aless Gibaja en una fiesta con sus mejores amigas Lindsay Lohan y Partis Hilton. El equilibrio es la clave, corazones.

Quedarse en un rincón

Si eres de esos que tiene horchata corriendo por sus venas… Houston, tenemos un problema. Disimula o bebe para desinhibirte un poco, pero quedarte sentado en un rincón tarareando la música… ¡Mec! ¡Error! No te comerás un rosco, avisado quedas.

Bailar como si fueras Shakira

A ver, que si lo haces bien, sí, pero bailar como si no hubiera un mañana es un arma de doble filo. Puedes petarlo, o puedes aparecer mañana en la lista de virales de YouTube más buscados y ser el próximo Techno Viking de España. No es que desconfíe de tus artes con el baile pero… Yo que tú no me la jugaba.

Emborracharte en los 5 primeros minutos

Relaja la raja. No tienes prisa, tienes por delante las horas más divertidas de tu vida, así que no te emborraches en los primeros 5 minutos. Volcar y perderse todo… No mola.

Ligar hasta con el apuntador

Aunque haga eones que no ligues… Tranquil@. Respira hondo, hay tiempo y peces de sobra en el mar, no hace falta que intentes ligar hasta con los muebles, perderás todo el atractivo.

Mezclar

Elige un tipo de bebida, y dedícate a ella en cuerpo y alma. Eso es como la fidelidad. Como cambies…la lías, y… ¿Qué hemos dicho ya de los volcanes?

Hacer un espontáneo

Deja a los artistas que canten, o a los Djs que pinchen, nadie quiere ver tu culo peludo encima del escenario, gracias.

Pelearte

Si por algo se caracterizan los buenos festivales y las buenas farras, es porque solo se admite buen rollo. Good vibes only, para los Erasmus. Nada de puñetazos.

Escribir / llamar a tu ex

Deja el móvil quietecito en el bolsillo o, en su defecto, si eres de dedos con mentalidad propia, entrégaselo a tu amigo. Ojo, a alguno que no te vaya a trolear el muro de Facebook, si no quieres que tu madre te despierte en medio de la resaca preguntándote que quién es la afortunada con la que te casas. 

Vomitar en medio de todo el mundo

Las potas en medio de donde está todo el mundo, llámame loca, no están bien vistas. Si tienes que evacuar… haz la señal de emergencia a tus colegas y busca un rinconcito apartado.

No a los andamios

Déjate de tacones de 12 cm al estilo Lady Gaga, eso hace décadas que no se lleva. Unas zapatillas mejor, así ni te despeñas, ni trepanas los dedos de los pies a nadie. 

No te maquilles con la escopeta de Homer

Recuerda que van a ser muchas horas de diversión, y que puedes acabar como el Ecce Homo. Mejor maquíllate lo justo, que luego parecerás Amy Winehouse después de un after. Mantén tu dignidad a salvo.