No es la primera vez que se extrae sonido de una planta ni la primera que se utiliza la marihuana para distintos usos aparte del obvio que conocemos todos que consiste en fumársela. Gracias a la tecnología hemos conseguido conectar a la naturaleza con el humano cuyo resultado es la música. Pero antes de hablar del caso de la marihuana en concreto pongámonos en situación. 
Para todos los que no lo conozcáis MIDI, es una tecnología que conecta instrumentos digitales entre sí para interactuar y crear sonido. Entonces si por ejemplo conectamos un teclado a un ordenador a través de un cable MIDI podremos modificar la forma en la que suena dicho piano a través de sonidos grabados en el ordenador que se fusionan con las notas tocadas.
Lo curioso es que existen aparatos que hacen esa conexión a través de las plantas con electrodos, detectando los cambios que hay en el potencial eléctrico desde la raíz a las hojas. Esto se traduce en señales que se envían a un amplificador encargado de convertirlas en un código que finalmente permitirá su reproducción en un ordenador a través de sonido. 
Estos electrodos pueden tener forma de pinza o de ventosa. Una vez conectados el sonido es muy variable pero siempre es sorprendentemente bonito. 
Hay artistas creativos que se dedican a la creación e investigación de nuevas formas de sonido como es el caso de Mileece, una artista sónica que define este tipo de música como electrónica orgánica. 

Parece increíble pero el sonido extraído varía según la energía que la planta percibe a su alrededor. No es el único factor pero según estudios éste es uno importante y eso se traduce en una alteración según la gente que haya, lo que estén haciendo o simplemente cómo sean o cómo las perciba la planta. 
De hecho existe una radio que retransmite sonidos de plantas 24/7 llamada plants.fm
Actualmente la empresa MIDI Sprout está experimentando con plantas de marihuana. No te pierdas la paz que produce su música: