Publicidad
Publicidad
Publicidad
La esencia mediterránea que se respira y el entorno natural en el que se encuentra, nos ofrecen un lugar mágico donde disfrutar del mar. Altea, situada en la costa levantina, ha sabido mantener la esencia mediterránea y el entorno natural en el que se encuentra, para ofrecer un lugar mágico donde disfrutar del mar. Es el Café del Mar de Altea. En este entorno privilegiado, en la playa del Albir, rehabilitando un chalet en primera línea de playa, con una soberbia terraza sobre el paseo marítimo, una pequeña piscina y varias barras, el equipo formado por Juan Miguel y Fernando nos han proporcionado un local de encuentro que ha sabido entender la filosofía de Café del Mar de principio a fin. Exposiciones de artistas locales, una programación de fiestas inagotable, Dj’s invitados y muchas mas actividades, ofrecen cada día, cada noche, nuevas sensaciones ambientadas por nuestra música
Publicidad
Publicidad