Publicidad
Publicidad
Publicidad

La Parte Vieja de Ibiza, Dalt Vila: La mejor forma de visitar sus calles pequeñas e inclinadas es a pie y con unos zapatos cómodos y resistentes. Por esas calles adoquinadas llega hasta lo más alto donde podrá gozar de unas vistas impresionantes por entre las aberturas en los baluartes y sus explanadas (Dalt Vila significa ciudad alta). La puerta principal, flanqueada por dos estatuas romanas, nos recibe majestuosa tras subir una pendiente y pasar un puente levadizo, lo que se denomina Portal de ses Taules. De ahí se pasa a un patio de adoquín que supone la antesala de la Plaza de Vila o plaza principal.

Publicidad
Publicidad