Publicidad
Publicidad
Publicidad

El Molino encuentra sus orígenes el año 1898 bajo el nombre de La Pajarera, una pequeña taberna de barrio. Tiempo más tarde este es vendido por 100 pesetas y bautizado como La Pajarera Catalana. Han sido varios los cambios de dueños que este ha sufrido pero desde 1908 se estableció como El Molino haciendo que el girar de sus aspas revolucionara las fachadas de la ciudad condal.

Publicidad
Publicidad