Publicidad
Publicidad
Publicidad

Hace un buen puñado de años que se convirtió en una de las discotecas más famosas del barrio de Gràcia. En ella se reúne gente de lo más variado, desde hippies y jóvenes del barrio hasta extranjeros, pijos o estudiantes con ganas de una marcha heterogénea, sin complejos ni discriminaciones. La música es tan diversa como la clientela: funk, salsa, rock español,... Hay billar y futbolín y tiene pantallas que emiten Fashion TV o películas.

Publicidad
Publicidad