Publicidad
Publicidad
Publicidad
La recuperación y reconversión de la antigua fábrica de Jareño dio lugar a lo que hoy en día es una "fábrica cultural" de 4.500m2. Dotado de amplias y luminosas salas el Centro está preparado para albergar gran variedad de servicios y actividades. Desde su inauguración, en 1997, su protagonismo en la vida cultural del barrio y de la ciudad es indudable en el ámbito de la cultura, el ocio, la educación y la vida asociativa. Su principal sala, Gazteszena, es la más valiosa herramienta de la especialización del Centro: las artes escénicas. Esta sala genera a lo largo del año una programación que atrae no sólo a donostiarras sino también a público de otras procedencias.
Publicidad
Publicidad