Publicidad
Publicidad
Publicidad
Specka abrió sus puertas un 4 de enero de 1989. Nos sedujo la idea de crear nuestra propia sala de baile. Surgió así, sin más. Un garito de colegas, amigos y peregrinos interesados en la música y el baile. Teníamos muchos vinilos, muchos amigos y muchas inquietudes musicales sobre todo, aprovechábamos hasta los segundos cortes de las caras B… ¡de verdad! Todo empezó de la nada, como una pequeña ráfaga en nuestras cabezas, como un sueño, un lugar para escuchar y bailar nuestra música y ahora es un todo. Nunca imaginamos que alcanzaríamos más de 2.500 sesiones más o menos, unas 15.000 horas de cabina.
Publicidad
Publicidad